|     |  Aviso legal

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Contexto

Las primeras experiencias psicopedagógicas de los Educadores Amigonianos se realizan en la Escuela de Reforma y Asilo de Corrección Paternal de Santa Rita, Carabanchel Bajo (Madrid), a partir de 1890. En 1891 Luis Amigó visitó dicha escuela y dejó las siguientes indicaciones sobre las que se basará el sistema pedagógico amigoniano:

  • La formación religiosa y moral.
  • El método preventivo.
  • La diversificación y tratamiento pedagógico del/la menor.

Gracias a esto, la Pedagogía Amigoniana cuenta con más de 125 años de vida en los que ha trabajado con niños, niñas y jóvenes de diferentes perfiles y procedentes de realidades muy diferentes, adaptándose a cada contexto, a cada época, a cada problema, a cada persona.

A lo largo de este tiempo, no solo ha cambiado la realidad social sino que también ha variado el ritmo de ese cambio. En Europa, constatamos en las últimas décadas, un aumento vertiginoso de la velocidad de los cambios sociales que afectan a los niños, niñas y adolescentes.

El desarrollo de las personas desde su infancia se ve condicionado por factores muy heterogéneos. Solo en los últimos 10 años podemos destacar de entre esos factores los siguientes: flujos migratorios, características del mercado laboral de padres y madres con el enorme alcance del desempleo, aumento de la pobreza en fragmentos de la población que hasta ahora no se habían visto afectados por ella, incremento de la desigualdad económica y de acceso a los servicios, desarrollo de las nuevas tecnologías.

Se trata de nuevas realidades con problemáticas propias y necesidades sociales específicas, donde la intervención socioeducativa (ya sea infantil, juvenil o familiar) juega un papel cada vez más importante.

La Pedagogía Amigoniana en su trayectoria ha sido siempre capaz de adaptar su intervención socioeducativa a cada problemática, gracias a su visión de la persona desde un enfoque antropológico basado en el humanismo cristiano, donde la persona es un valor en sí misma, un ser libre, en relación con otros, en permanente proceso de transformación y crecimiento y un ser que se realiza en la felicidad.

Partiendo de esta base, se logra una metodología personalizada e impregnada de un enfoque de derechos y de equidad. Por una parte, el enfoque de derechos es básico porque la Pedagogía Amigoniana actúa para garantizar el interés superior de toda persona menor de edad, su derecho a ser feliz, y todos los derechos ratificados en la Convención sobre los Derechos del Niño. Por otra parte, el enfoque de equidad resulta necesario en la actualidad para identificar y trabajar con la población más vulnerable y, en consecuencia, más desprotegida.

Gracias a su capacidad de adaptación e innovación, la Pedagogía Amigoniana desde su saber hacer y sus valores, está dando respuesta a fenómenos actuales como la violencia filio-parental, la ruptura del vínculo familiar en el caso de las adopciones truncadas o todo tipo de situaciones de desprotección de niños, niñas y adolescentes.

 

 

 

Diseñado por C@rlosFBEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

UA-74113029-1